Oración

Con 0 Comentarios,
… Dios contesta la oración, Dios contesta la oración Oh que bueno es El…

 

Oración no es exactamente trayendo Dios al nivel del hombre. Más bien eleva el hombre a Dios. ¿Ven? Cuando Ud. ora, Ud. pierde el enfoque de las cosas de esta tierra. Ud. pasa a otro lugar, allá lejos, más allá, más allá, más allá, hasta llegar a Su Presencia. Y luego la fe que Ud. tiene lo presenta ante Dios, y dice, “Ahora bien, Dios, aquí está. Y yo deseo ser sano por esta razón”. O, “Deseo que hagas esto por mí, por esta razón”. “Deseo que me sanes de este cáncer”, o “este tuberculosis”, o “esta condición anémica”, o lo que sea. “Yo caminaré recto ante ti, haré todo lo que pueda. Daré este testimonio donde quiera que vaya. Señor, estaré contento en hacer eso. Y emplearé mi vida, no para mí mismo; la emplearé para Tu Gloria, para ayudar a otros a verte a ti”.
Tu lo sabes todo

 

Pero el [Elias| oro sinceramente para que no lloviera. Y no llovio por tres años y medio. Piénsenlo. Dios oyó la oración de un mortal. Y yo digo esto con toda reverencia: no hay otra fuerza en toda la tierra, no hay nada en la tierra, no importa lo que sea o qué clase de don sea, no hay nada en el mundo que le gane a la oración. Oración es lo que hace la obra.
Haz que la gente crea

 

Si Ud. rechaza a Cristo en su hogar, termina con la oración familiar, termina con las lecturas bíblicas, y demás cosas en su hogar, espere que comiencen los problemas. Correcto. Están en camino desde entonces.
¿Crees esto?

 

¿No le encanta a Ud. estar a solas con el Señor? Sí, sí, estar a solas. Antes cantábamos un himno: “En veces me gusta estar a solas con Cristo, mi Señor.” ¿Lo han escuchado? “Le puedo contar todos mis problemas a solas”. Y así es como Él desea tenerlo a Ud., solo con Él. Sus oraciones, no tanto cuando Ud. está…oh, por ejemplo, estando en ante el público cuando uno está orando, como en la iglesia o en el altar. Váyase a solas. Ud. orará una oración distinta cuando está solo, que cuando está en público. Cada uno, vayan desapercibidos; vayan por allí y consíganse un lugar secreto, donde Ud. y el Señor se encuentran varias veces al día y ore.
La fe una vez dada a los Santos

 

Oración no es un quizás. ¡Oración es algo sincero! Oración es hablando con Dios. Oración no es cuestión de bajar de rodillas, cerrar los ojos, y estar pensando de la ropa que está por lavar y el trabajo que Ud. está haciendo, diciendo, “Señor, ayúdame a mí y a Juan. Sana a la Señorita Pérez”, así por el estilo. Eso no es oración. Eso es repitiendo algunas palabras. Pero oración es entrar en una atmósfera donde Ud. se da cuenta que está en la Presencia de Dios, y Ud. está llegando ante Él con la sinceridad más profunda. Primero Ud. debe mostrar un poco de adoración, “Oh Jehová, cuánto te amo”. ¿Lo están captando? Después de la oración de adoración, entonces Ud. llega con un corazón sincero, pidiendo.
“Si permanecéis en mí..[Juan 15:7] No es cuestión de salir atrás de las cortinas hoy y correr con los de mundo, y luego intentar pasar otra vez por las cortinas esta noche. “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros…” En otras palabras, Ud. es como la vara de Aarón que es traído a la Gloria Shekina junto al plato dorado de maná donde Ud. puede comer a cualquier hora, y su alma es refrescada y brotando y dando. Permanecer. “Si permanecéis en mí, mis palabras permanecen en vosotros, entonces pedid todo lo que queréis, y os será hecho”.
Lo sobrenatural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *